Lecturas

Este miércoles 8 de noviembre a las 18:00 h., para seguir con los cuentos de espantos que tanto encantan, estaré leyendo “EL BURRITO Y LA TUNA” en la Sala Infantil de la Biblioteca de Navarra. Un cuento wayuu en versión de Ramón Paz Ipuana publicado por Ekaré. ¡Dedicado a la gente de la Guajira!

Resultado de imagen para el burrito y la tuna

Anuncios

¡SILENCIO…!

Fue el título que le dimos al taller con el que la Biblioteca de Navarra cerró su ciclo de talleres infantiles de verano. En esta experiencia, sobre ilustración y creación literaria, me acompañó Yanira Calvo, quien además de caracterizar al personaje estuvo a cargo de la conceptualización gráfica. El resultado fue un fanzine que recoge el cuento y las ilustraciones de lxs participantes, cada uno de lxs cuales recibió su ejemplar en un encuentro con el club infantil de lectura de la Biblioteca.

Fueron dos tardes muy soleadas y animadas durante las cuales nos dimos a la tarea de escribir e ilustrar un cuento sobre Kika, una urraca pamplonika, muy pizpireta, que cansada del ruido de la ciudad decide mudarse al campo. Y según la memoria del taller que aparece en fanzine tenemos que…

En la primera tarde, y sin mucha dificultad, creamos de manera colectiva un cuento en el cual incorporamos sonidos de la ciudad, del campo y de los animales del bosque, con Kika de protagonista.

Cada quien puso lo suyo y  lxs demás opinaban y aprobaban lo que les gustaba o les sonaba bien. Nos inventamos los personajes y la trama. Escribimos con nuestras propias palabras que ruidos hacían. Luego sobre hojas blancas pintamos en negro distintas texturas y figuras que nos servirían para las ilustraciones. Todo lo hicimos en blanco y negro para que no resultara costoso reproducir un fanzine y para aprovechar al máximo lo que hay entre esos dos colores que son los mismos del plumaje de la urraca. 

La segunda tarde volvimos a leer el cuento en voz alta para comprobar que sonaba bien y que todo estaba en orden. Hicimos eso que llaman “corrección de estilo”. Quitamos lo que sobraba y agregamos lo que nos parecía que faltaba. Luego, con letras que recortamos de periódicos, incorporamos los sonidos, las onomatopeyas y cada unx creó su página ¡Fue divertido lograrlo!

Durante el taller aprendimos varias cosas, entre ellas que la urraca es uno de los animales más inteligentes que existen, que le gustan los objetos brillantes, que es capaz de emitir diferentes sonidos y repetir palabras. También experimentamos con eso de escribir los distintos sonidos de la ciudad y el campo y creamos onomatopeyas para animar nuestra historia. También nos inventamos una palabra que no aparece en el diccionario y que quienes lean nuestro cuento dirán si les gusta o no. Pero lo más importante fue que entre todas y todos creamos algo único que queremos compartir con ustedes…

En el taller participamos, además de Kika, Beatriz y Yanira:

Adam, Aimar, Alex, Asier, Eugenia, Eunate, Ibone, Inés, Julen, Luca, Lucía, Maitena, Martina, Minerva, Nerea, Uriel y contamos con la colaboración de Arantxa y Aitziber, dos bibliotecarias como pocas.

taller silencio

Te cuento que …

Cuento que te cuento toma su nombre de una de las narraciones de esa gran mujer venezolana que fue Josefina Urdaneta. De esta manera quisiera rendirle un sencillo homenaje a ella, y a muchas otras escritoras y promotoras de la literatura infantil y juvenil (LIJ) en América.  Cuando conocí a Josefina, como directora fundadora del Instituto Montecarmelo en Caracas, no pensaba dedicarme a la LIJ ni tampoco sabía que ella escribía. Entonces yo era una joven madre y antropóloga recién graduada ocupada en estudiar y defender los derechos de los pueblos indígenas. Eso me permitió adentrarme en otros mundos nombrados por lenguas no escritas, universos sonoros, formas de ser y de relacionarse inimaginables para mi hasta entonces. Sin embargo, mi vida profesional no ha sido solo antropología, no he podido, por más que lo he intentado, dedicarme a un solo tema, a una sola disciplina.  Mi vida toda ha sido como una montaña rusa con aires de acordeón, con su tira y encoje, música incluida. Un laberinto circular con caminos que se cruzan, se sobreponen o se pierden. DSC_0125En muchos de esos caminos, de subidas y bajadas, con o sin salida, siempre hubo y hay un libro, un relato, un mito, un sueño y una mano amiga… Porque realmente el “hacer” pocas veces es una actividad individual. A mí se me antoja que en definitiva es la suma de esos sueños y esas manos… Por eso quiero agradecer a mi amiga Sandra Guevara sin cuya valiosa ayuda este Blog nunca hubiese aparecido en la web; a Valentina Salas, cómplice y fuente de inspiración. A mi hermana Elia y a mi hijo Emiliano siempre empujándome a escribir, a seguir, a insistir. A Wajari Velásquez, a quien conozco desde antes de que naciera, colega antropólogo y sabio asesor en estos temas tecnológicos, y por supuesto, a Felipe Muñoz Vergara, creador incansable por cederme la ilustración que encabeza este blog. Para ellas y ellos, y para quienes se interesen, van estas páginas virtuales sobre literatura infantil y diversidad lingüística y cultural.

__________________

En la imagen Beatriz Bermudez y Sandra Guevara durante la Feria del Libro de Pamplona 2017.